venta de olivos

La plantación del olivo

19 mayo 2017

Consigue una buena plantación del olivo

Para conseguir una buena plantación de olivos, en primer lugar es interesante haber decidido previamente cómo desea plantarlos en cuanto a su forma y colocación, para a continuación marca el terreno donde vaya a realizar el hoyo en el lugar donde colocará el olivo.

Se trata de un árbol que no necesita un suelo específico. Su crecimiento no es muy delicado, ya que puede desarrollarse en tierras secas y duras. Únicamente es preciso tener en cuenta el clima del lugar, ya que podrían surgir problemas si tratara de zonas donde se puedan alcanzar con cierta frecuencia los -10º.

En función de la época del año en la que se encuentre y del tipo de terreno, podrá realizar los agujeros con excavadores o a mano. El olivo puede quedar enterrado un máximo de 5 cm. Antes de dar este paso, se deben eliminar de la zona las raíces de arbustos y nivelar la tierra. Dan mejor resultados los terrenos los cuales, después de haber sido acondicionados, se hayan plantado cereales o legumbres ya que se habrán eliminado completamente las raíces, evitando de este modo problemas al olivo. En ocasiones se necesita utilizar en arado en  profundidad para destruir las malas hierbas, analizar el tipo de suelo del que se trata y a continuación arar nuevamente la tierra utilizando fertilizantes, los cuales se continuarán usando los primeros años mientras el árbol se encuentre creciendo.

Un árbol muy resistente

El olivo, es un árbol con una gran resistencia que da grandes cosechas durante muchos años, cuando se le proporcionan los cuidados necesarios. Sin embargo, tarda bastante en crecer, por lo que se puede llegar a tardar algunos años en obtener aceitunas. Siempre resulta preciso ocuparse con cuidado de los olivos, con la finalidad de que crezcan con la suficiente fuerza para poder obtener abundantes aceitunas de una buena calidad.

Es preciso utilizar un riego por goteo, si la zona elegida para el cultivo del olivo carece de lluvias. No se recomienda plantarlo por debajo de los 800 mm cuando el objetivo es recoger un fruto de calidad.

Injertos

Es preciso injertar a los olivos, teniendo en cuenta las diferentes variedades según el tipo de injerto, algo fundamental para obtener una aceituna comestible. Esta tarea se debe llevar a cabo cuando el árbol haya crecido un poco. Suele recomendarse la poda de los olivos una vez cada dos años aproximadamente.

Si lo desea, puede plantar algún olivo en su jardín. Se trata de un árbol sensible al exceso de agua y al hielo, por lo que se recomiendan evitar los suelos demasiado húmedos o el agua estancada. Se recomienda su plantación en un suelo drenante. Si la zona es lluviosa, este problema se podría solventar creando un agujero para el árbol un poco más grande, y añadiendo piedras, grava y una capa de arena.

Otra peculiaridad del olivo es que no es un árbol que requiera de demasiada luz, por lo que no es conveniente plantarlo en una zona orientada al norte.

En caso de no tener claro cuál es su tipo de terreno, es recomendable que se deje orientar y aconsejar por un especialista agrícola, con la finalidad de que lo analice y pueda decirle si el lugar cuenta con buenas condiciones de luz, temperatura, etc. para los olivos. Este es un buen modo para asegurarse de que los olivos crecerán en buenas condiciones y de que no sufrirán por motivos que usted puede desconocer.

Más información