venta de olivos

Cuidados para tu olivos

27 abril 2017

Consejos para tu olivo ornamental

Ahora que se acerca el verano, te proponemos unos pequeños consejos para la mejor conservación de tu olivo centenario. El olivo es un árbol robusto y muy resistente, que sobrevive a las circunstancias más adversas.

Además de una fuente importantísima de alimento, el olivo ha sido considerado desde la antigüedad un árbol mitológico, sagrado en la antigua Grecia, simbolizando la paz, la prosperidad, la resurrección, la victoria, la fertilidad, la eternidad –un olivo puede vivir más de 1000 años- en toda la franja del Mediterráneo, por su fortaleza y capacidad de recuperación ante los ataques y catástrofes, como lo demostró el famoso olivo centenario de Atenea que logró revivir después del incendio que arrasó la ciudad, en el s. V antes de C. También era una tradición de los antiguos griegos situar una ramita de olivo en la entrada principal de sus casas, como elemento protector.

Árboles de gran belleza

Los Olivos Centenarios son actualmente de los árboles más solicitados tanto por sus magníficas olivas como por la gran belleza visual que otorgan a cualquier jardín o espacio abierto donde se ubiquen; este poder estético u ornamental transciende el mismo espacio, consiguiendo una mágica connotación de perdurabilidad en medio de los elementos cambiantes y temporales, que resulta muy atrayente.

Los olivos resisten al viento, al huracán, a los hielos y el frío, a las sequías… Pero si queremos que su larga vida se prolongue igualmente en belleza y salud de la planta debemos cuidarlos. Es distinto el cuidado de un olivo plantado en el jardín o de uno que está en una maceta, lo que es recomendable si es una zona fría, para poder protegerlo cuando es muy joven de las heladas extremas. Los olivos agradecen el sol, cuanto más, mejor. Y con la lluvia les basta para su alimento, pues sus raíces son tan profundas que consiguen abastecerse de los hondos acuíferos. No obstante si ves que tu olivo pierde hojas en verano es síntoma de que debes regarlo de vez en cuando, pero sin encharcar sus raíces. Si plantas en maceta tu olivo, su tamaño debe ser aproximadamente como el perímetro de la copa del árbol, así su crecimiento y enraizamiento serán los adecuados.

Las posibilidades de polinización de los olivos determinan su capacidad para dar frutos en el futuro. Geográficamente, cuanto más al sur se encuentran, más capacidad tienen de florecer y producir olivas, aunque casi todas las clases de olivos son capaces de autopolinizarse. Los olivos adultos y sanos son capaces de producir y soportar un peso de olivas de entre 40 y 70 kg. anualmente.

Los olivos centenarios son de crecimiento lento, y hoja perenne. Recomendamos adquirirlos en vivero, plantados unos nueve meses antes, con su certificado de calidad correspondiente, y los plantaremos en el suelo que contenga las proporciones adecuadas de arcilla, arena y limo, limpio de malas hierbas. Debe darles el sol todo el día, y los riegos en el olivo joven se harán a primera hora de la mañana o por la noche, evitando el calor. Se podarán anualmente de acuerdo al tipo de crecimiento que decidamos para ellos. Con estos consejos conseguirás un olivo centenario que llene de vida tu jardín a lo largo del tiempo.

Más información